conducción eficiente

Técnicas de Conducción Eficiente: Seguridad y Ahorro

Las técnicas de conducción eficiente permiten optimizar el uso de combustibles, reduciendo el consumo del vehículo. Existen diferentes recomendaciones que nos ayudan a mejorar el aprovechamiento de combustible del coche, a continuación vamos a analizar las más importantes, evaluando además qué cantidad de combustible se puede ahorrar mediante técnicas de conducción eficiente.

Las técnicas de conducción eficiente más eficaces

Está demostrado que la forma de conducir un vehículo incide en su consumo, los siguientes consejos hacen referencia a una serie de rutinas que podemos llevar a cabo a diario, y que nos van a permitir reducir el consumo de combustible a corto y largo plazo, además de reforzar la seguridad mientras conducimos nuestro vehículo. 

Utiliza la primera solo para salir

Acelerar en primera requiere habitualmente de una cantidad de combustible superior a la necesaria con marchas más largas. Es recomendable, para reducir el consumo de carburante, utilizar la primera marcha solo para salir una vez hemos arrancado el coche, evitando además acelerar demasiado. Tras los primeros 4 segundos aproximadamente, puedes meter segunda para optimizar el consumo de combustible de tu vehículo. 

Optimiza los cambios de marcha

Las revoluciones a las que cambiamos de marcha habitualmente también tendrán una influencia crucial en el consumo de nuestro vehículo. Acelerar de forma progresiva y cambiar a unas 2.000 revoluciones en coches gasolina y unas 1.800 en vehículos diésel va a permitirnos ahorrar en carburante, debido a que un coche que a menudo circula a muchas revoluciones va a gastar más. 

Mantener una velocidad constante

Lo que conocemos habitualmente como “acelerones” también va a afectar al consumo de nuestro vehículo. La recomendación general es que el coche circule a una velocidad constante, especialmente en carretera. Los dispositivos de control de velocidad nos ayudan a ahorrar combustible, debido a que mantienen una velocidad constante durante muchos kilómetros, evitando que el motor deba variar de forma repentina la velocidad. 

Circular a velocidad moderada

Este es uno de los factores que más influye en el consumo general de un coche. Un vehículo que circula a velocidades elevadas va a gastar mucho más que un coche que se adecúa a las velocidades de la vía. 

En términos generales, conviene saber que cualquier coche va a necesitar un consumo mayor de combustible cuanto mayor sea la velocidad a la que circula, al contrario, un coche que circula a velocidades moderadas va a consumir menos combustible. 

Usa el freno del motor

El uso del freno del motor en base al cambio de marchas es mucho más eficiente que el uso del freno de pie. Durante las bajadas, siempre y cuando controlemos la velocidad mediante las marchas, el consumo del vehículo es nulo, y por tanto estaremos controlando la velocidad de bajada de nuestro vehículo, mientras evitamos un gasto de combustible innecesario. 

Espera entre el arranque y la aceleración

También es recomendable esperar unos segundos entre el arranque del vehículo y el primer ciclo de aceleración. Con solo esperar dos segundos estaremos mejorando la eficiencia del vehículo, al contrario, si comenzamos a acelerar en el mismo momento en el que arrancamos, estaremos propiciando un gasto de combustible superior al habitual. 

Mantener la distancia de seguridad

Normalmente asociamos las técnicas de conducción eficiente al uso racional del combustible, sin embargo, también tratamos de hacer un uso eficiente de otros componentes del vehículo.

Mantener la distancia de seguridad ayuda a evitar frenazos, evitando de esta manera el desgaste innecesario de los frenos y los neumáticos. Proteger estos elementos del vehículo también es muy importante para nuestra seguridad. 

Puesta a punto y revisiones

Los trabajos relacionados con la puesta a punto y las revisiones del vehículo también van a permitirnos optimizar el consumo del coche. Ten en cuenta que en cada una de las revisiones podemos detectar dispositivos que no estén completamente optimizados, y que por tanto estén generando un gasto superior al necesario. 

Las técnicas de conducción y seguridad en carretera

Es un hecho demostrado que las técnicas de conducción eficiente reducen en un porcentaje muy elevado el consumo de un vehículo en carretera, sin embargo, también debemos tener en cuenta consecuencias relacionadas con la seguridad.

Entre los principios de conducción eficiente incluimos la distancia de seguridad, frenar con el motor en cuestas, evitar acelerones y cambios bruscos de seguridad, etc., todos estos factores van a tener una gran influencia a la hora de reducir nuestro consumo de combustible, pero también son fundamentales en relación con la seguridad tanto del conductor como del peatón. 

Las revisiones y los trabajos de puesta a punto del vehículo también van a permitirnos reforzar la seguridad de nuestros desplazamientos. Cuestiones como el uso de neumáticos adaptados o el uso de una señal V16 no solo van a ayudarnos a reducir el gasto en combustible, además nos va a permitir reforzar nuestra seguridad al volante. 

Cuánto combustible ahorramos mediante las técnicas de conducción eficiente y preventiva

La cantidad de combustible que podemos ahorrar si seguimos las rutinas de conducción eficiente dependen del consumo de cada vehículo, en cualquier caso, el porcentaje medio es de entre el 15 y el 20 %.

Un conductor que comience a adoptar rutinas de conducción eficiente puede ahorrar hasta un 20 % del combustible que consume su vehículo. Es muy importante que estas acciones se mantengan con el tiempo, de esta manera el ahorro se mantiene a largo plazo..

También es importante señalar que las consecuencias de este tipo de rutinas van a tener consecuencias en nuestra seguridad. Las acciones de conducción eficiente van a propiciar situaciones de menor riesgo, ayudando a prevenir accidentes y situaciones de peligro.

Las técnicas de conducción eficiente aumentan la seguridad vial y además nos ayudan a ahorrar en combustible, adoptar comportamientos basados en las técnicas de conducción eficiente es la mejor manera de hacer un uso responsable de nuestro vehículo, que no solo tiene consecuencias económicas debido al ahorro que supone, además estaremos ayudando a cuidar el medio ambiente y reforzando la seguridad de nuestros desplazamientos habituales por carretera.  

  

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Abrir chat